Protección Sensa

Protección Sensa

Los materiales porosos absorben, mediante succión, cualquier líquido, reduciendo la vida útil del material. Este tratamiento altera la tensión superficial del granito y la hace menor que la del líquido, proporcionando una protección eficaz, ya que las partículas líquidas son repelidas y no entran en él.
El tratamiento es de larga duración y repele firmemente líquidos como agua o aceite. El tratamiento penetra en el interior de la superficie, integrándose por enlace químico al material, resultando una protección invisible que permite que las superficies Sensa respiren. También resiste la radiación UV, por lo tanto la superficie no sufre alteración de color debido a la radiación solar, con lo que su aspecto y durabilidad continuaran inalterables.