Manual de Uso y Mantenimiento Marmol

CUIDADOS
Al ser un material poroso, puede ser un problema cuando se vierten sobre él líquidos. Por ello es esencial, que al producirse el vertido, limpiemos la superficie lo antes posible para evitar que penetre y se adhiera al mármol.

Se recomienda que la limpieza diaria la realicemos solamente con agua y con una esponja, y en caso de querer usar un jabón, deberá ser neutro o suave.

El cloro puede ser una solución  a la hora de efectuar la limpieza de sus superficies de mármol, debido a que la utilización de limpiadores con un alto PH sobre el mármol puede hacer que se raje y pierda su color y brillo.

Evitaremos como sea el uso de productos corrosivos, ya que estos dañarán la superficie, acabando con el brillo natural del mármol.

 

Si la encimera o su mueble de baño se encuentra muy deslucido y con u aspecto opaco y viejo, podemos mejorarlo vertiendo un puñado de sal sobre la superficie y frotando luego con un trapo húmedo, dejar actuar por 5 minutos y luego aclarar bien con agua y secar con un paño.

 

•              Si el suelo tiene señales negras de talones, zapatos o betún, usted puede rociar un poco de desengrasante o jabón lava-loza sobre una toalla limpia y frotar directamente en el punto. Después de esto, usted puede aclarar el área con el agua.

•              Si derrama algo, limpie inmediatamente.
ARAÑAZOS

Aunque el Mármol natural es una piedra, puede sufrir arañazos. El mármol resiste el uso normal cotidiano, pero se recomienda utilizar siempre una tabla de cortar para proteger su superficie.

En caso de arañazos, quemaduras, o manchas profundas, donde la aplicación de productos no soluciona el problema, deberemos recurrir al pulido. Para ello recomendamos ponerse en manos de un profesional.

CHOQUE TÉRMICO

Igual que cualquier otra piedra natural, el mármol es sensible a los choques térmicos, es decir, a los cambios bruscos de temperatura en su superficie. Se recomienda utilizar paño para proteger la cubierta del calor directo.

MANTENIMIENTO PREVENTIVO

En los mármoles se puede colocar un sellante el cual se debe aplicar cada cierto tiempo ya que este con el uso constante se pierde en la encimera.

OTROS METODOS DE LIMPIEZA

Existen productos específicos para eliminar diferentes tipos de manchas. Éstos deberemos aplicarlos siguiendo las instrucciones del fabricante, para evitar un mal uso y dañar la superficie.

TIPOS DE MANCHAS

LIMPIEZA

Manchas orgánicas (café, té, fruta, tabaco, papel de diario, alimentos, orina, hojas, corteza, etc.)

Dejar actuar por un tiempo prolongado una solución de peróxido (a falta de peróxido use pasta de dientes) con gotas de amoniaco. Retire y limpie

Manchas de Aceite (Mantequilla, crema de manos, aceites, grasa)

Limpiar restos con una servilleta y agregar un poco de polvo de talco (harina o almidón de maíz también funcionan), retire con un cepillo y repita procedimiento. Luego limpiar normalmente.

Manchas Metálicas (herrumbre, hierro, cobre, bronce)

Mezclar jugo de limón con sal y aplicar en la mancha. Aclarar con agua.

Manchas de Oxido

  Usar puntualmente un removedor de manchas de óxido comercial.

Manchas Biológicas (algas, moho, musgo, hongos)

Limpiar la zona. Limpiar la mancha puntual con una disolución de 3 partes de cloro por una de agua y unas gotas de detergente dejar actuar antes de enjuagar.

Manchas de Tinta

Limpiar con agua con cloro, si la piedra es obscura usar acetona.

Manchas de Pintura

Aplicar alcohol mineral abundante y limpiar hasta que la mancha desaparezca.

Manchas de Humo, Hollín

Limpiar la zona en profundidad con una mezcla de jabón con agua caliente. Usar un cepillo para retirar restos. Si la mancha es muy profunda usar desengrasante con agua caliente.